el oeste de ia carbón engaña al oro